ES / EN / FR / DE / CN / JP

Los profesores de la escuela de flamenco envían a sus alumnos mensajes de ánimo durante el confinamiento frente al coronavirus, mientras prosiguen las clases online

Manuel Romero, profesor y antiguo alumno de la escuela, se lo ha dicho cantando por bulerías: "Juntos lo superaremos, flamencos". Y con esa letra ha sintetizado los vídeo-mensajes de ánimo y unión que el profesorado de la Fundación Cristina Heeren ha enviado a los alumnos durante el confinamiento preventivo frente a la pandemia de coronavirus COVID19. Aunque algunos han tenido que volver a sus países o prefieren retomar las clases presenciales el curso próximo, la mayoría de los estudiantes del Curso Flamenco Anual 2019/2020 están siguiendo el programa de formación online que la dirección académica puso en marcha nada más decretar el Gobierno de España el estado de alarma, actualmente prorrogado hasta el 26 de abril, y que se complementará con un calendario extraordinario de recuperación de materias prácticas cuando las aulas puedan reabrir. Las clases a distancia funcionan con un horario regular diario en las tres especialidades (cante, baile y guitarra) y los tres niveles de estudio, incluyendo asignaturas técnicas, teóricas, de estilos, de acompañamiento y optativas, que se ha adaptado a las posibilidades que ofrecen las distintas herramientas tecnológicas (en especial, vídeoconferencias) al alcance de profesores y alumnos.



Como dice la profesora de baile Coral Moreno, lo positivo de esta situación es que "el flamenco nos une y nos da un motivo para levantarnos cada mañana, con lo que nos gusta". A lo que añade Luisa Palicio que "estoy segura de que el trabajo que estamos haciendo desde casa está teniendo un valor extra para todos nosotros y estamos consiguiendo que volvamos con más ganas". La cantaora María José Pérez los anima a cantar, bailar y tocar en casa, "porque el flamenco nos va a ayudar a salir de esta". Pues, como cree firmemente Esperanza Fernández, "el flamenco es una fuente energía grandiosa". Y con esa energía positiva, que desean Patricia Lozano, La Divi, Pedro Barragán y Pedro Sánchez (eso sí, "desde casa, que es donde hay que estar"), los maestros los alientan para no dejar de estudiar. El maestro José de la Tomasa les propone "que sigamos con esta pasión y con este aprendizaje de cante, de baile y de guitarra tan bonita".

La profesora de técnica vocal, Liliana Aracil, les recomienda "seguid aprendiendo, seguid estudiando, seguid alimentándose de vuestra vocación". Niño de Pura ha sido más directo: "tenemos la guitarra para divertirnos y ahora es cuando más horas hay que echarle". Pues, como expresa Carmelo Picón, "vamos a disfrutar de nuestra música, que cura y es la mejor medicina para el alma". Y con esa actitud, las esperanzas se ponen en la vuelta a clase "con más ganas si cabe", como asegura Palicio. "Pronto volveremos a vivir la experiencia única que se vive en la calle Pureza", enclave trianero donde se ubica la escuela. Lo canta Manuel Romero: "Nos reuniremos otra vez y lo pasaremos bien". Mientras tanto,"queridos alumnos, fuerza y a seguir adelante", como expresa Pedro Sierra. Pero sin olvidar lo que cantan Patri, Divi (y su perrita Kori), "Yo me arrecojo, yo me arrecojo, yo me arrecojo". Es decir, #yomequedoencasa


· COMUNICADO La Fundación Cristina Heeren suspende la actividad docente presencial por prevención ante el coronavirus

· NOTICIAS La Fundación Cristina Heeren se queda (y se conecta) en casa frente al coronavirus
 

FUNDACIÓN CRISTINA HEEREN. 2014 ©
TÉRMINOS LEGALES / CONTACTO / FACEBOOK / TWITTER / YOUTUBE / SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN