ES / EN / FR / DE / CN / JP

El bailaor triunfó en el Teatro Villamarta con el estreno de 'Gelem', espectáculo dirigido por Manuel Liñán y producido por la Fundación Cristina Heeren

Era uno de los estrenos más esperados del Festival de Jerez 2018. 'Gelem', el segundo espectáculo de Antonio Molina 'El Choro', el siguiente tras su Premio Revelación, había generado expectación. Y con un lleno total recibió el Teatro Villamarta, por primera vez en solitario, al bailaor onubense. Venía comprometido a lanzarse un reto: autoliberarse, despojarse de las ataduras impuestas al bailaor gitano en su repertorio. Y, para ello, contaba con Manuel Liñán como director artístico. Tomando como hilo conductor el himno del pueblo gitano, que le canta Pedro el Granaíno en calidad de artista invitado, el bailaor camina por una senda hasta ahora desconocida. La farruca (con coreografía) de Valeriano Paños, los fandangos, la petenera y la guajira lo desafiaron. Y él los afrontó descubriendo otras formas, otros movimientos, otros sentidos. Los cantes de Jesús Corbacho (también a cargo de la selección de estilos), Pepe de Pura y Jonathan Reyes, y las músicas de los guitarristas Manuel de la Luz y Juan Campallo, con sonorización de Félix Vázquez, lo van guiando. Hasta desembocar en la soleá, su soleá. La iluminación de Olga García actúa de modo escenográfico, en una obra ideada por su director de forma elegante y sobria: el marco justo para ensalzar cada paso de este camino nuevo. Apoyándolo tiene, como en su debut 'Aviso: Bayles de Jitanos', a la Fundación Cristina Heeren -la escuela donde se formó-, en calidad de productora y distribuidora. Ahora, a seguir caminando.  

Fotos © Javier Fergó/ Festival de Jerez 



      


VÍDEO

Antonio Molina 'El Choro' ('Gelem')-XXII Festival de Jerez from Festival de Jerez Televisión on Vimeo.

 

FUNDACIÓN CRISTINA HEEREN. 2014 ©
TÉRMINOS LEGALES / CONTACTO / FACEBOOK / TWITTER / YOUTUBE / SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN