ES / EN / FR / DE / CN / JP

Cuando se cumplen tres años del fallecimiento del guitarrista, cantaor y compositor, un busto conmemorativo, creado en barro por el escultor Daniel Guedella, mantendrá viva su memoria en la Fundación Cristina Heeren

Manuel Molina ha vuelto a Triana. Un busto del artista, creado por Daniel Guedella, recordará a esta figura del flamenco de transición en la sede de la Fundación Cristina Heeren. Con los azulejos costumbristas de Mensaque como telón de fondo, la escultura quedó instalada en el patio central de la escuela de flamenco donde, según la directora académica Pepa Sánchez -que entrevistó a Molina en Trastablaos 2015-, "estará siempre acompañada del sonido de la guitarra, el cante y el baile". El acto de presentación de la obra, descubierta por Carmen Castreño, teniente de alcalde y delegada del Distrito Triana, y Cristina Heeren, fue todo un homenaje flamenco al guitarrista, cantaor y compositor. A sus familiares, encabezados por su hermano, el productor Jesús Molina (quien ha cedido la escultura a la Fundación), y por su hija, la cantante Alba Molina, se unieron el autor, artistas, amigos, representantes institucionales y prensa (ver vídeo-noticia en Diario de Sevilla).

Entre los asistentes al homenaje estuvieron el director de la Bienal de Sevilla, Antonio Zoido; el asesor del Instituto Andaluz del Flamenco, Segundo Falcón; los cantaores José de la Tomasa, Pansequito, Aurora Vargas y Juan José Amador, los guitarristas Paco Cortés, Pedro Sierra y Ricardo Miño, el productor Ricardo Pachón y el periodista Manuel Curao. También los alumnos de la escuela participaron en el tributo, interpretando unas alegrías de la familia Montoya, preparadas con su profesor Manuel Lombo, y bailadas por la también docente del centro Carmelilla Montoya. La emoción fue hilo conductor del acto, aunque llegó a su culmen con la inesperada actuación de Alba Molina y Lole Montoya, acompañadas a la guitarra por Paco Cortés. Al poético son por bulerías del "cómo temblaba mi corazón" finalizó el reconocimiento a Manuel Molina, quien estará por siempre en el corazón del barrio que tan hermosamente glosó en sus cantes.


La Fundación Cristina Heeren, como anunció su directora, tiene la intención de continuar rindiendo honores a artistas significativos, en especial, a los maestros que han dejado huella en la escuela. Próximamente, serán rotuladas con placas dedicadas a sus antiguos docentes las diferentes aulas del centro. Y también los Concursos Talento Flamenco 2018 incluirán tributos. Al ya tradicional Concurso de Cante por Soleá "Naranjito de Triana", se unirá el nuevo Concurso de Baile "Manolo Soler". Además, la inauguración del Teatro Flamenco Triana el próximo otoño estará consagrada al cantaor Paco Taranto. La nueva sede de la escuela cuenta, asimismo, con un espacio expositivo dedicado a la memoria de Antonio Ruiz Soler.  


ÁLBUM DE FOTO
[pulsa el link o la imagen para ver todas las fotos] 

Homenaje a Manuel Molina en la Fundación Cristina Heeren


VÍDEOS

FUNDACIÓN CRISTINA HEEREN. 2014 ©
TÉRMINOS LEGALES / CONTACTO / FACEBOOK / TWITTER / YOUTUBE / SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN