ES / EN / FR / DE / CN / JP

El prestigioso músico, escudero de Camarón durante dos décadas y premiado en solitario con el Latin Grammy, dio valiosos consejos a los estudiantes de toque de la escuela

Una auténtica clase magistral. Eso fue para los alumnos de Guitarra Flamenca de la Fundación Cristina Heeren la visita sorpresa de Tomatito el pasado jueves 25 de octubre de 2018. El prestigioso guitarrista hizo un alto en la gira promocional del nuevo disco 'De verdad' con José Mercé para conocer de primera mano la labor que, a diario, realizan estudiantes y profesores en la escuela de flamenco sevillana. Con la mecenas Cristina Heeren como guía, el músico entró en las aulas de los tres niveles de la especialidad, para escuchar y compartir algunos valiosos consejos.

El profesor Pedro Sierra mostró a Tomatito los ejercicios técnicos con los que los alumnos de 2º de Guitarra practican cada jornada a primera hora. Tras expresar su admiración por el esfuerzo y la disciplina de los jóvenes tocaores, les confesó que "los guitarristas somos los sufridores del flamenco: tenemos que saber cantar, bailar, poner las cuerdas a la guitarra, tener la guitarra afinada... ¡Gracias a Paco de Lucía que puso las cosas en orden!". A continuación, subió al aula del ático, donde Niño de Pura estaba aleccionando a 3º de Guitarra. El grupo les hizo varias demostraciones con su profesor, incluyendo improvisaciones y la ya tradicional pieza por guajira. Finalizando el recorrido, se detuvo en la clase de 1º de Guitarra, donde los estudiantes hacían repaso de recursos técnicos junto al auxiliar Alec Willis. No pudieron resistirse a hacerse una foto con el admirado maestro quien enseguida advirtió el elevado número de alumnas guitarristas, a quienes alentó enérgicamente.



"¿Cuántas horas hay que practicar para tocar bien?", le preguntó Heeren. Y José Fernández Torres, que fue guitarrista de Camarón casi dos décadas, respondió directo: "Unas 26 horas". Según les recomendó, "para tocar bien, hay que practicar y estar enamorado del instrumento". Además, les sugirió aprender lenguaje musical (que es asignatura optativa en el plan académico de la escuela): "La guitarra es ahora más importante que antes: musicalmente, nos hemos puesto a la cabeza. Y sabiendo música, después de saber flamenco, claro, con la guitarra flamenca podemos hacer maravillas". 

FUNDACIÓN CRISTINA HEEREN. 2014 ©
TÉRMINOS LEGALES / CONTACTO / FACEBOOK / TWITTER / YOUTUBE / SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN