La Fundación Cristina Heeren aportó su misión pedagógica al Día del Flamenco 2014, que se celebra el 16 de noviembre conmemorando la declaración del flamenco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Y lo hizo trasladando la clase de cante al salón de actos del IES Heliópolis, en Sevilla. Ante un auditorio repleto de estudiantes, los maestros Julián Estrada y Lidia Montero dirigieron una lección de cantes clásicos, que ilustraron trece alumnos de los niveles intermedio y avanzado de la escuela.

Acompañados por los guitarristas José Manuel Martos y Vahan Davtyan, cantaron diferentes variantes de palos como fandangos, caracoles, seguiriya, petenera, malagueña, farruca, seguiriya, soleá granaína y alegrías, entre otros. Fernando Iwasaki, director de la Fundación Cristina Heeren, prologó el acto subrayando la internacionalidad del flamenco, "un arte que hace que personas de lugares remotos vengan hasta Sevilla a estudiar". De hecho, entre los alumnos que colaboraron en el acto había nacionalidades diversas, desde coreana a polaca, pasando por argentina, armenia y venezolana, junto a estudiantes de distintos puntos de España: Badajoz, Cáceres, Almería, Córdoba... y, por supuesto, Sevilla. Todos ellos dieron toda una clase magistral de cante y toque flamenco, que mantuvo entusiasmado al joven público hasta el final de la representación, que se cerró con un fin de fiesta por bulerías.  

FUNDACIÓN CRISTINA HEEREN. 2014 ©
TÉRMINOS LEGALES / CONTACTO / FACEBOOK / TWITTER / YOUTUBE / SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN