ES / EN / FR / DE / CN / JP

La programación destacó la contribución de la escuela a la formación de nuevos talentos, plasmada en las actuaciones de Antonio Molina ‘El Choro’, Manuel de la Tomasa y Elisabeth Nadal

Siempre destaca Cristina Heeren que su mayor orgullo es comprobar cómo los jóvenes que han pasado por su escuela, van brillando en los escenarios. Y, por eso, la mejor forma de ilustrar el homenaje que el LVIII Festival de Cante Jondo Antonio Mairena a su Fundación de Arte Flamenco fue ver y escuchar en vivo a algunos de los frutos que, en los últimos años, ha dado su plan de estudios. Aunque no sin antes conocer, por boca de la directora académica del centro, Pepa Sánchez, de la directora de producción, Alexandra Hoffer, y de sus profesores Niño de Pura y Antonio Molina ‘El Choro’, cómo esta entidad conjuga, desde hace veintitrés años, “arte, formación y profesionalización”. 

Los ponentes de la mesa redonda, que tuvo lugar el pasado 5 de septiembre en el Patio del Pozo de la Casa Palacio, explicaron lo que el público pudo percibir ya la noche previa en ese mismo espacio. El ciclo ‘Jóvenes & Flamenco’ reunió a dos de los cantaores emergentes que, en los últimos cursos, se han formado en las aulas de la escuela sevillana. Por un lado, la cantaora almeriense Elisabeth Nadal, que en los Concursos Talento Flamenco logró su Beca Acciona de estudios. En su recital interpretó estilos como granaína y seguiriyas, acompañada por el guitarrista Pedro Sánchez, docente de la escuela. Y, por otro lado, el cantaor sevillano Manuel de la Tomasa quien, con Raúl el Perla al toque, puso al público en pie por seguiriyas y bulerías. 



La jornada siguiente, tras la ponencia, tuvo como protagonista a uno de los artistas con sello de la Fundación que ya despuntan, con nombre propio, en el panorama profesional. El Choro, que fue Premio Revelación del Festival de Jerez, mostró a la afición mairenera ‘Mi baile’, un recital antológico en el que selecciona piezas de sus obras ‘Aviso: Bayles de Jitanos’ y ‘Gelem’. Lo hizo respaldado por artistas como el guitarrista Juan Campallo, el percusionista Paco Vega, y los cantaores Jonathan Reyes y Jesús Corbacho, quien también forjó su cante en la escuela. 

Como broche final al tributo, la Fundación Cristina Heeren recibió el sábado 7 de septiembre, durante la gala final, el busto de Antonio Mairena que distingue a los homenajeados del festival y que, en nombre de Cristina Heeren, recogió Mar Díaz Gamero, secretaria del patronato de la Fundación. Y al homenaje quisieron sumarse artistas como Aurora Vargas, una de las estrellas de la velada junto a Pansequito, Manuela Carrasco, María Terremoto y Manuel Cástulo, dedicándole su cante a la mecenas que ha volcado, según el alcalde Juan Manuel López, “sus esfuerzos a la promoción, la enseñanza y conservación del flamenco”.



Reconocimientos

El Festival de Cante Jondo Antonio Mairena se suma así a la larga lista de reconocimientos que, a raíz de la celebración del vigésimo aniversario de la escuela, ha recibido la Fundación Cristina Heeren. El Festival Flamenco de Lo Ferro, el Festival Flamenco de la Mistela en Los Palacios, el Festival Flamenco El Búcaro de La Rinconada, el Festival Flamenco Polvorón de Estepa y la Noche Flamenca de El Cerro en Coria del Río, entre otros certámenes, han elogiado la labor de la entidad. Y en ese mismo sentido ha recibido galardones como la Orden Civil Alfonso X el Sabio del Ministerio de Cultura, el Premio Flamenco en el Aula de la Junta de Andalucía o la Medalla de la Ciudad del Ayuntamiento de Sevilla, además de homenajes por parte de entidades como Fundación Cajasol o la Cámara de Comercio de Sevilla, entre otros.

[Fotos cortesía del Gabinete de Prensa del Ayuntamiento de Mairena del Alcor]


MÁS INFORMACIÓN

· LA RAZÓN

· ABC

· MAIRENADELALCOR.ORG

FUNDACIÓN CRISTINA HEEREN. 2014 ©
TÉRMINOS LEGALES / CONTACTO / FACEBOOK / TWITTER / YOUTUBE / SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN