La artista sanluqueña estrena ‘Mujeres de Sal’, un recital creado para San Luis de los Franceses

NOTA DE PRENSA. Sevilla, 9 de septiembre de 2016
Laura Vital se reencuentra con la Bienal de Flamenco de Sevilla, el festival que la consagró. La cantaora sanluqueña, que ganó su Concurso de Jóvenes Intérpretes en 2000, ha diseñado una propuesta especial para la ocasión y para el espacio de San Luis de los Franceses. ‘Mujeres de Sal’ será un recital homenaje a la mujer cantaora, con menciones para artistas tan inspiradoras como la Niña de los Peines, Juana Cruz, La Trini, María Borrico o la Mejorana. Además, dedicará un especial recuerdo para cantaoras que recientemente se fueron, como La Sallago o Juana la del Revuelo. El repertorio abarca estilos como bambera, cantiñas, farruca, soleares, fandangos o seguiriyas, a los que dota de su personal impronta. La propuesta deriva de uno de los temas incluidos en su disco ‘Tejiendo lunas’, presentado en directo en la última temporada de los Jueves Flamencos de Cajasol en Sevilla. La artista estará acompañada por dos guitarras diferentes: la del maestro sevillano Eduardo Rebollar y la de Sócrates, músico a caballo entre la música mediterránea y la flamenca. El recital tendrá lugar el jueves 15 de septiembre en San Luis de los Franceses a las 19:00 horas. Las entradas están ya agotadas.   

“Es muy importante saber de donde una viene, para saber a dónde una va”. De esa premisa parte el trabajo que ha realizado Laura Vital para crear ‘Mujeres de Sal’. De esa idea y de un minucioso trabajo de investigación. “Llevo todo el verano estudiando”, asegura. El proyecto partió, realmente, de la imposibilidad de presentar en directo su nuevo disco ‘Tejiendo lunas’ en el espacio que le ofrecía la Bienal de Flamenco de Sevilla 2016, pues es un trabajo musicalmente complejo que incorpora instrumentistas de diversas culturas mediterráneas. Aunque cree que, a veces, “los obstáculos hacen que despierten otro tipo de ideas”. De ahí este nuevo recital en el que rinde tributo a la mujer cantaora. 

Tanta exploración en los discos antiguos y tantas consultas a cantaores en activo, “me ha permitido crecer, aprender más y mejorar”. También destaca entre sus referentes la antología de la maestra Carmen Linares, “que en su día me acercó a cantaoras que desconocía”. Y le gustaría seguir sus pasos: “Como me dedico a la enseñanza -en el Conservatorio de Música de Sevilla-, soy consciente de que hay gente joven que me sigue y sería genial ser un referente para ellos, darles estímulos para conocer lo anterior”. Sólo así, afirma, “puedes crear tu propio sello, tu propio estilo”. 

En suma, ‘Mujeres de Sal’ es “mi cariñoso homenaje a la valentía y resistencia de la mujer flamenca, a todas esas cantaoras que vencieron prejuicios morales y religiosos, el tutelaje impuesto por los varones, la esclavitud cultural de su único mundo posible”. Aunque avisa de que  su selección “es muy subjetiva y personal”. En su repertorio figuran más de veinte estilos atribuidos a diversas cantaoras. Entre ellos están la bambera de La Niña de los Peines, la zarabanda de La Rubia de las Perlas, las cantiñas de Rosa la Papera, la soleá de La Roezna de Alcalá, el fandango abandolao de Dolores la de la Huerta, la seguiriya de María Borrico, los fandangos de María la Conejilla o las bulerías de Juana Cruz, madre de Camarón. También extiende su tributo a cantaoras de las que aprendió de viva voz, como su maestra La Sallago, Mariana Cornejo o la sevillana Juana la del Revuelo, de la que revive sus tangos.   

En el recién restaurado templo barroco de San Luis de los Franceses, presentará por primera vez en vivo este trabajo el próximo 15 de septiembre a las 19:00 horas, con todo el papel ya vendido. Y lo hará respaldada por las guitarras de Eduardo Rebollar, a quien está unida artísticamente desde su etapa de formación en la Fundación Cristina Heeren; y la del músico griego Sócrates, discípulo y colaborador de Manolo Sanlúcar; con la colaboración a las palmas de Perico de la Chana y Diego Montoya.


Laura Vital nació en Sanlúcar de Barrameda en 1980, en el seno de una familia de gran tradición flamenca. Debutó como profesional en 1992, completando su formación en la Fundación Cristina Heeren -de la que fue profesora-, en paralelo a su licenciatura en Psicología por la Universidad de Sevilla. Así arrancó una carrera hoy avalada por treinta premios nacionales, incluyendo el de Jóvenes Intérpretes de la Bienal de Sevilla 2000. Con su cante ha llegado a los principales festivales del circuito internacional, desde el Cante de las Minas de La Unión al Festival Internacional de Música y Danza de Granada, pasando por Flamenco Viene del Sur, el Festival de Grenoble o el Festival de Mont de Marsan. Lo ha hecho tanto en solitario, como participando en obras como ‘A mis soledades voy’ de José Menese. En paralelo, desarrolla su faceta didáctica, como primera titular del departamento de cante flamenco del Conservatorio de Sevilla, y de cara al público infantil, con sus espectáculos ‘Flamenco School Musical’ y ‘Flamenco Land’, presentados en la Bienal 2010 y los festivales de Nîmes y Mont de Marsan. Entre sus últimas producciones en gira se encuentran ‘Pastora Eterna’ con Turdetania Teatro, ‘La Música de los Espejos’ junto a José María Velázquez- Gaztelu y Eduardo Rebollar, ‘Cuando Falla encuentra a Lorca’ y ‘Mediterránea’. En 2016 publica su disco ‘Tejiendo lunas’, estrenado en directo en los Jueves Flamencos de Cajasol en Sevilla, que presenta como “un meditado encuentro del flamenco tradicional con estilos musicales de diferentes culturas” . 


 

 

FUNDACIÓN CRISTINA HEEREN. 2014 ©
TÉRMINOS LEGALES / CONTACTO / FACEBOOK / TWITTER / YOUTUBE / SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN